007: Nunca digas nunca jamás (1983)


El agente 007 James Bond guarda reposo en una clínica británica debido a las secuelas físicas que le ha dejado su última misión secreta. Durante su convalecencia Bond intuye, a través de una serie de informaciones que le hacen llegar, el peligro que supone una organización criminal a escala mundial como SPECTRE. Una vez restablecido de sus dolencias, el agente 007 viaja hasta los Bahamas, para posteriormente trasladarse al sur de Francia donde le sigue los pasos la femme fatale Fatima Blush, una de las féminas que trabajan para SPECTRE, cuyos hilos los mueve el enemigo número uno del apuesto agente especial, Ernst Stavro Blofied. Antes de su encuentro con el asesino más buscado por la organización paragubernamental que representa Bond, éste se verá atrapado en una relación sentimental con Domino, asimismo amante de Largo, el multimillonario vinculado con SPECTRE.




walltech.club